Diseñar y crear un jardín. Tipos de jardín según su diseño

En anteriores posts hemos hablado de los factores a tener encuenta antes de crear un jardín, y de los tipos de jardines según el clima de la zona.

Sin embargo, existe una clasificación distinta de los tipos de jardines, según el diseño de estos.

Elegir según el clima el diseño de nuestro jardín es importante, ya que de ello dependerá el buen equilibrio con el ecosistema, el ahorro de agua y de trabajo a dedicar al jardín.

Elegir según la forma el diseño de nuestro jardín es importante, ya que una forma u otra, o el encuentro de una planta o árbol en un sitio u otro, provocará una u otra sensación al pasear o descansar en el jardín.

Al mismo tiempo, los elementos decorativos, no vegetales, del jardín, también influirán en el estado anímico que conseguiremos con él.

tipos de jardines según su forma

Según la forma, existen estos tipos de jardín:

El jardín egipcio
El jardín griego
El jardín romano
El jardín medieval
El jardín hispano-árabe
El jardin renacentista
El jardín francés
El jardín inglés
El jardín japonés

EL JARDÍN EGIPCIO

El jardín egipcio comenzó siendo exclusivo de los faraones, pero con el tiempo comenzaron a aparecer jardines particulares.

Se inspiraban en los oasis y en los ríos de la zona, pero con importantes aportaciones de especies no autóctonas debido a las expediciones buscando nuevas plantas.

Los jardines egipcios eran pequeños oasis artificiales que derivaron con el tiempo en jardines compuestos de un estanque cuadrado o rectangular lleno de plantas acuáticas y se decoraban con estatuas y columnas.

Más adelante, los árboles del jardín se alinearon de forma ordenada para aumentar el espacio de sombra y facilitar la recogida de sus frutos.

En resumen, el jardín egipcio se caracteriza por un muro natural de árboles que protegen un interior de plantas acuáticas en el estanque.

Se cultivaban en los jardines egipcios; viñedos, que tapizaban las pérgolas, sicomoros, duraznos, palmeras datileras, higueras, granados y tamarindos.

EL JARDÍN GRIEGO

La característica más destacada del jardín griego es que no eran jardines con función práctica de recolección de plantas y frutos, sino solo ornamental.

Se situaban en los edificios públicos, religiosos o funerarios.

El jardín griego consistía básicamente en grupos de árboles de sombra y flores ornamentales.

Se cultivaban en los jardines griegos; plátanos, cipreses, álamos, olmos, y especialmente rosas. En ocasiones, aunque también ornamentales, se encontraban árboles frutales y vides.

EL JARDÍN ROMANO

Comenzo siendo puramente utilitario en la parte trasera de la casa consistiendo en plantas comestibles y frutales. Por esta razón era importante elemento en el jardín romano el huerto.

Con el tiempo, el jardín se convirtió en parte esencial de la vivienda romana. Más adelante el jardín en roma perdió su sentido práctico y se convirtió en un elemento puramente ornamental.

El jardín romano sigue un eje simétrico y lleno de figuras geométricas. Para el diseño de este tipo de jardín se crean paseos delimitados con setos y decorados con bancos de descanso, estatutas de la época o fuentes.

EL JARDÍN EN LA EDAD MEDIA

En una época dominada por la religiosidad, los jardines eran propiedad de los edificios monásticos y destinados para el huerto cultivando leguminosoas, frutales, hierbas aromáticas que usaban como medicitas y algunas flores.

EL JARDÍN HISPANO-ÁRABE

El jardín árabe pretende ser un Paraíso de delicias y placeres. Se concibe como una sucesión de espacios cerrados y recovecos comunicados por pasillos con rejas. El agua ese el elemento decorativo de mayor relevancia en el jardín árabe y se hace presente con fuentes, pilas, surtidores, estanques y acequias.

Como otros elementos decorativos presentes en toda esta cultura, en el jardín árabe se usan azulejos y cerámicas de colores vivos que adornan todos los elementos como fuentes, bancos o pilares.

Notable diferencia con jardines anteriores como el romano o griego es la elminación de la figura humana en el jardín árabe.

En este tipo de jardín se usan cipreses, naranjos, limoneros, bojes, lavandas, malvones o geranios.

EL JARDÍN RENACENTISTA

En contraposición al jardin medieval, este tipo de jardín renacentista rompe con los espacios cerrados y se abre al exterior.

El jardín renacentista intentaba armonizar con la vivienda o construcción que siempre la acompañaba. La geometría y el orden predomina por encima de todo en un jardín renacentista.

Se diseñan avenidas de gran tamaño para formar paseos principales que comunican con otros más estrechos formando entramados siempre geométricos.

Los parterres, las escaleras, las esculturas y las fuentes son elementos decorativos en un jardín renacentista.

Las plantas comunes de este tipo de jardín son el boj, el mirto, los cipreses, etc.

EL JARDÍN FRANCÉS

Este tipo de jardín es, al geométrico y con un orden decorativo muy marcado. Los setos ganan protagonismo para conseguir las figuras geométricas. Los senderos quedan bien definidos por setos, coníferas u otros árboles.

Las flores son protagonistas en este tipo de jardín. El cesped no es importante y se usa únicamente para resaltar ornamentos o flores.

Como plantas características del jardín francés, se encuentran el cedro, la azalea o el ficus.

Los elementos decorativos no vegetales, tienen un importante papel en el jardín francés introduciendo fuentes, esculturas, pérgolas o estanques.

EL JARDÍN INGLÉS

Es un tipo de jardín lleno de estátuas, agua y grandes extensiones de terreno.

Su diseño es irregular y se llena de caminos tortuosos y vegetación de crecimiento salvaje, intentando una visión natural del jardín.

Las irregularidades del terreno son aprovechadas y se exaltan.

En este tipo de jardín, se usará toda clase de vegetación típica de la región.

EL JARDÍN JAPONÉS

Se trata de
un jardín cerrado y aislado del exterior intentando reproducir un mundo aparte.

La cerradura se realiza de forma natural con elementos vegetales orientales como brezo, cañizo, bambú, etc.

A diferencia de en otros tipos de jardines, en un jardín japonés, los elementos decorativos no vegetales son rocas de diferentes tamaños, colores y texturas.

Otro elemento típico de un jardín japonés es la aparición de la arena o la grava para decorar. Este elemento decorativo se rastrilla formando ondulaciones y similando el agua.

Estanques con peces, farolillos, recipientes, puentes de madera, muebles orientales, son otros elementos básicos de un jardín japonés.

Más información Verde Country

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>